top of page

Desmontando mitos: la Danza en su plenitud

La danza, un arte ancestral que ha evolucionado con el tiempo, aún se encuentra envuelta en mitos y prejuicios que limitan su apreciación y comprensión plena. En este artículo, vamos a derribar algunos de los mitos más comunes que rodean a esta forma de expresión artística, con el objetivo de fomentar una visión más inclusiva y respetuosa de la danza en todas sus manifestaciones.




1. La danza es solo para mujeres


Este mito arraigado en la sociedad perpetúa la idea de que la danza es una actividad exclusiva para mujeres, relegando a los hombres a roles secundarios o incluso desalentándolos a participar. Sin embargo, la danza es una forma de expresión universal que no entiende de género. Desde tiempos inmemoriales, hombres y mujeres han participado en la danza en todas sus variedades, desde la danza clásica hasta el hip-hop y el breakdance. Es hora de dejar atrás esta limitación y reconocer que la danza es para cualquier persona que encuentre en ella una pasión y un medio de expresión.


2. La danza no es un trabajo serio


Otro mito que persiste es la idea de que la danza no es un trabajo serio, sino más bien un pasatiempo o una actividad recreativa. Nada más lejos de la verdad. La danza requiere años de dedicación, entrenamiento riguroso y sacrificio para alcanzar un alto nivel de habilidad y profesionalismo. Los bailarines son atletas de élite que cuidan sus cuerpos y mentes con la misma seriedad que cualquier otro deportista o profesional. Además, la danza es una industria multimillonaria que genera empleo y oportunidades en todo el mundo. Es hora de reconocer el valor y el esfuerzo que los bailarines dedican a su arte.


3. La danza clásica no es superior a otros estilos


La danza clásica ha sido tradicionalmente considerada como la forma más prestigiosa y elevada de la danza, mientras que otros estilos como el contemporáneo, el hip-hop o el flamenco han sido relegados a un segundo plano. Sin embargo, cada estilo de danza tiene su propia belleza, historia y complejidad, y ninguno es intrínsecamente superior a los demás. La danza clásica puede ser impresionante en su técnica y refinamiento, pero el hip-hop puede ser igualmente emocionante en su energía y creatividad. Es hora de valorar y respetar la diversidad de estilos que enriquecen el mundo de la danza.


4. Para bailar no hay edad


Por último, pero no menos importante, el mito de que la danza es solo para jóvenes y flexibles es una idea obsoleta que debe ser desterrada. La danza es una actividad que puede disfrutarse a cualquier edad y en cualquier etapa de la vida. Desde los más pequeños hasta los más mayores, la danza ofrece beneficios físicos, emocionales y sociales para todas las edades. Nunca es demasiado tarde para empezar a bailar y descubrir el placer de moverse al ritmo de la música.


En resumen, es hora de desafiar y desmantelar los mitos que limitan nuestra percepción de la danza. La danza es una forma de expresión poderosa y universal que merece ser celebrada y valorada en todas sus formas y manifestaciones. Es hora de abrir nuestras mentes y corazones a la diversidad y la belleza del arte de la danza.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


PayPal ButtonPayPal Button
bottom of page